3 2 N U E S TRO L L A M A M I E N TO El reino de Dios 5 Somos llamados a Jesús, quien llama a todas las personas hacia él. Jesús trajo las buenas nuevas del reino de Dios: «El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepentíos y creed en el evangelio!». ¿Qué es este reino? Es donde toda la voluntad de Dios es hecha, su justicia se mantiene y su dominio de paz ha llegado a ser una realidad, como los profetas de Israel lo anticiparon. Jesús resume la naturaleza del reino en dos grandes manda- mientos: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas» y «Amarás a tu prójimo como a ti mismo». Jesús nos pide vivir como ciudadanos de su reino venidero. No es suficiente aceptarlo como nuestro salvador personal o decirle «Señor, Señor». Tenemos que reflejar nuestro amor a él con hechos, poniendo en práctica sus palabras en los evangelios, en especial el Sermón del Monte. Hch 4:11-12; Jn 12:32 Mt 4:17, 23 Mc 1:15 Mt 6:10; Sal 103:19–22 Sal 9:7–8; Is 9:6–7; 42:2–4 Jr 23:5–6; Is 11:6–9; Mi 4:1–5 Mc 12:30–31 Dt 6:4–5 Lv 19:16–18 Jn 3:3–5; Mt 5:19–20 Mt 7:21; 21:28–32 Jn 15:9–17; St 1:22–25 Mt 5—7; Lc 6:17–49