N ues t r o ll a m a m ien t o 21 Ser uno en Jesús es una gracia inmensa. Esta no es gracia barata. Exige hechos de amor y arrepentimiento; requiere dar y recibir perdón una y otra vez. Más aún, si vivimos en la unidad por la cual Jesús oró, ella brillará en todo el mundo como una proclamación poderosa de la venida de su reino.* * Peter Riedemann, «Lo que es la iglesia», en Explicación de nuestra religión,doctrina y fe (Rechenschafft unserer Religion, Leer und Glaubens, ca. 1540–1542). 1 Cor 6:19–20 Ef 4:30–32 Mt 5:14–16; Ef 5:8–16