F U N D A M E N T O S 30 del movimiento juvenil fueron realizados en más de cien comunidades a través de los campos de Alemania, como también en kibbutzim fundados en Palestina por las ramas judías del movimiento. Para 1925, los movimientos juveniles en Alemania habían menguado, y las afiliaciones políticas les estaban robando la independencia de sus comienzos. Después de 1933, fueron destruidos por el régimen de Hitler, quien confiscó la energía de la juventud para sus propios fines. Sin embargo, lo genuino y el rigor de sus orígenes, su énfasis en la sencillez y el respeto por la creación permanecen esenciales hoy en nuestras comunidades. 31 Nuestro movimiento en su particularidad pasará, pero la fuente de vida a la cual pertenece nunca puede pasar. Queremos permanecer como parte de esta fuente viva del Espíritu de Dios. Esto solo es posible a través de un encuentro siempre renovado con Cristo. Como comunidad-iglesia y como personas, constantemente necesitamos tiempos de renovación por medio de él. Dios es el Señor de la historia: como ha ordenado el destino de las naciones a través de las edades, cuidando fielmente por el pueblo de su pacto, así él continuará moviéndose y actuando hoy en día. Esperamos su futuro, el día cuando él cumplirá todas sus promesas, estableciendo su reinado de paz y renovando la creación. Rom 12:9; Flp 4:8–9 Mt 24:35 Jn 4:23–24 Hch 3:19–21 Dt 32:8; Job 12:13–25 Gn 17:1–8; Dt 7:6–11 Lc 24:44 Nm 23:19; 2 Pe 3:9–13 Ap 21:5