F U N D A M E N T O S 40 Los miembros de una comunidad local (conocida como un «Bruderhof») son solamente una parte constituyente del cuerpo mundial de miembros. Siguiendo el ejemplo de los primeros cristianos itinerantes, los miembros tienen que estar listos para vivir en cualquier Bruderhof u otro lugar, según lo requieran las necesidades de la comunidad- iglesia en su totalidad. Como parte de esta gran totalidad, cada Bruderhof individual forma una familia distinta, que tiene un nombre, carácter y expresión únicos. Cada Bruderhof ordena su propia vida como una comunión independiente de creyentes, pero todavía en conexión con sus comuni- dades hermanas. 43 El cuerpo mundial de miembros asume la responsabilidad final ante Dios por la vida espiritual y temporal de la comunidad-iglesia: la fe, la unidad, la misión, el trabajo, el orden de la iglesia, la vida diaria, las obras de caridad, la educación y la salud en cuerpo y alma de cada uno de las personas en la familia de la comunidad. Para llevar a cabo estas responsabilidades, los miembros nombran a personas miembros para las distintas tareas de dirección, dándoles su confianza y autorizándolos a ser sus representantes dentro y fuera de la comunidad-iglesia. Ellos son responsables ante el cuerpo de miembros, en el temor de Dios, para la tarea confiada a ellos. 44 De conformidad con la enseñanza bíblica del sacerdocio de los creyentes, la responsabilidad colectiva por la vida espiritual de la comunidad descansa personalmente en Mc 16:15; Hch 16—21 Rom 16:5; Col 4:15 1 Cor 16:15–19 Rom 15:23–33 Hch 6:1–7 Hch 11:29–30; 14:23 Éx 18 Heb 13:17 1 Pe 2:5–9 Ef 4:11–13