Seguir a Jesús

Dios proveerá

viernes, 22 de enero de 2021 por

Nuestro Dios tiene habilidades asombrosas; de hecho, Dios hace y hará lo aparentemente imposible ¡Se necesita una fe inagotable para confiar plenamente en todo lo que él puede hacer! Hoy voy a hablar de unos ejemplos de la obra poderosa de Dios a lo largo de la historia.

Jocabed no es un nombre que oímos a menudo, pero todos sabemos de ella. Jocabed, la madre de Moisés, estaba aterrorizada de pensar que, cualquier día, su amado hijo iba a ser asesinado por los egipcios. Así que, esto fue lo que hizo: “Cuando ya no pudo seguir ocultándolo, preparó una cesta de papiro, la embadurnó con brea y asfalto y, poniendo en ella al niño, fue a dejar la cesta entre los juncos que había a la orilla del Nilo. Pero la hermana del niño se quedó a cierta distancia para ver qué pasaría con él” (Éx 2:3-4). Dios tenía un gran plan para Moisés, pero su madre no lo sabía; ella solo hizo lo que pudo. Tenía fe en que salvaría a su querido hijo de alguna manera y así, avanzó paso a paso, hizo lo que consideró mejor en ese momento. Todos conocemos el resto de la historia y cómo Dios usó a su hijo, Moisés, como un instrumento poderoso para su obra.

DEmbedFotografía de Christian Bown en Unsplash.

Creo que, en algún momento, hemos tenido miedo de alguien que vimos o conocimos, mientras caminábamos por las calles. Alguien grande, enojado, posiblemente dispuesto a ser violento. Ahora imaginen que, sabiendo cómo es, van a enfrentarse con esa temible persona, en una pelea deliberadamente acordada, con ¡alguien que es el doble de alto y que tiene fama de ser violento, iracundo y de burlarse de sus adversarios! Sin embargo, cuando el joven David vio el espectáculo aterrador y escuchó las palabras burlonas de Goliat, esto fue lo que dijo: “¡Nadie tiene por qué desanimarse a causa de este filisteo! Yo mismo iré a pelear contra él” (1 Sam 17:32). Y no fueron palabras vacías. David, incluso siendo joven, sintió seguridad; él sabía que, estando con Dios, podía superar cualquier problema o situación que se le presentara; tenía total confianza en que Dios ya le había dado las habilidades y herramientas para ganar esta pelea aparentemente absurda. Creo que, tal vez, todos necesitamos un poco más de esta confianza —no arrogancia sino confianza—; debemos confiar en que ya estamos preparados por Dios. Él nos ha dado las habilidades —sí, la sabiduría— para superar cualquier circunstancia en que nos encontremos.

DEmbed2

Las historias de la Biblia parecen maravillosas e increíbles. Pero a nosotros también nos suceden cosas increíbles: voy a contar una historia personal. Hace unos años, vivía con mi familia en Inglaterra. Yo acababa de comenzar un nuevo trabajo, pero mi sueldo aún no llegaba y no teníamos dinero en la casa para comprar los alimentos del día siguiente. Mi esposa Hanna y yo definitivamente nos preocupamos; aunque no estuviéramos a punto de morir de hambre, la situación era complicada. Mientras caminábamos a nuestra casa, uno de los niños encontró una licencia que se le cayó a alguien en la calle. Sin saber muy bien qué hacer, llamamos al hombre que resultó vivir muy cerca de nuestra casa. Él estaba angustiado por la pérdida. Inmediatamente se acercó a recoger el documento y, como muestra de su agradecimiento, nos dio el dinero que tenía consigo, diciendo que deberíamos comprarles un helado a los niños. Él ni siquiera imaginó que el dinero lo usamos para comprar los víveres de los próximos días. Dios nos estaba diciendo: “¡tengan fe, yo les cuidaré!”

¡Se necesita una fe inagotable para confiar plenamente en todo lo que Dios puede hacer!La semana pasada, una madre que es conocida de Hanna pidió oraciones por su familia. Durante la cuarentena, su negocio colapsó temporalmente y ella y su esposo gastaron sus ahorros para cuidar a sus empleados. Durante seis meses no han podido pagar la cuota escolar de sus hijos y eso les preocupa. Ella le dijo a Hanna que estaban orando como familia para que Dios los guiara. Un par de días después le envió un mensaje, jubilosa. una persona desconocida había pagado el 90% de la cuota y ahora están estables económicamente. Puede que nunca sepamos quién nos ayude, pero el mensaje es claro: Dios proveerá.

Recordemos las historias bíblicas y reflexionemos sobre nuestras propias experiencias, donde también Dios ha estado a nuestro lado. Estoy seguro de que muchas veces no nos damos cuenta de cuán clara y firme es la obra y guía de Dios, que su presencia es parte de nuestras vidas y debemos apreciarla. Estas no son meras anécdotas, son ejemplos de un Dios que está con nosotros hoy. Necesitamos mirar, buscar y apreciar las acciones de Dios con nosotros. Dios es un Dios del presente: ¡Alabado sea!

Comments

¿Qué es el blog "Voces"?

Voces es un blog escrito por los miembros del Bruderhof. Trata temas que son importantes para nosotros, y para ti.

¿Qué es el Bruderhof? Somos una iglesia cristiana con comunidades en varias partes del mundo. Nuestro objetivo es amar a nuestro prójimo y compartir todo, para que la paz y la justicia se hagan realidad.

Descubrir más sobre el Bruderhof

Manténte al corriente

Suscríbete para recibir noticias del Bruderhof

Recommended Readings

  • Seguir a Jesús

    Cuarentena

    jueves, 25 de febrero de 2021 by

    Leer más
  • Seguir a Jesús

    ¿Qué significa ser auténtico?

    jueves, 04 de febrero de 2021 by

    Leer más
  • Seguir a Jesús

    Dios proveerá

    viernes, 22 de enero de 2021 by

    Leer más
View All

Quizá podría gustarte

View All Articles
View All Articles