Seguir a Jesús

Discipulado • Vida espiritual • Oración
Comunidad de bienes • Fe • Arrepentimiento

Seguir a Jesús

En medio de la tormenta

viernes, 11 de septiembre de 2020 por

A medida que nuestra ciudad, nuestro país y el mundo continúa la lucha —que no parece terminar— contra este virus invisible, he estado preguntándome el por qué. A veces, cuestiono si incluso Dios nos ha abandonado. Sin embargo, sabemos que no es así; entonces, ¿cuál es su mensaje para nosotros?

Me puse a pensar en la historia de los discípulos, cruzando el mar de Galilea en una barca, cuando una tormenta llegó de golpe y sacudió el mar (Mateo 14:22-27). El día anterior habían presenciado la alimentación de la multitud, un milagro que Jesús realizó abiertamente. Terminado el día, Jesús dijo a los discípulos que se fueran adelante. Él deseaba un momento de tranquilidad para reflexionar y conectarse con Dios. Los discípulos partieron, siguiendo sus directivas tal cual, pero a medida que avanzaban, las cosas no iban bien. Poco después de medianoche, a unos kilómetros de la orilla, sobre un lago conocido por sus violentas tormentas, los discípulos tuvieron que remar contra un viento poderoso, con grandes olas por todos lados. Ninguno de los evangelios dice que los discípulos estuvieran asustados por el viento o las olas, pero seguramente debieron estar muy agotados, preguntándose acerca de las circunstancias. Antes, todos habían visto cómo Jesús había calmado la tormenta; entonces, ¿por qué estaban otra vez en medio de vientos y olas? ¿Y por qué no estaba Jesús allí para ayudarlos?

Es muy probable que todos estemos haciendo lo que entendemos que debemos hacer y, no obstante, los problemas siguen y siguen. Eso es lo que he sentido en la pandemia actual. Debemos recordar que Jesús envió a sus discípulos en la barca; no los abandonó, ni ellos lo dejaron. Estaban haciendo exactamente lo que se les indicó. Recordemos también, que los tiempos difíciles no necesariamente significan que no estemos haciendo la voluntad de Dios ¡Llegan tiempos difíciles para todos, incluso para los discípulos!

mar tormentosoImagen: Ivan Aivazovsky, Enojo del mar (óleo sobre lienzo, 1886)

Por fin Jesús llega a rescatarlos. De repente, él se acerca, caminando sobre el agua. Claramente, esto es inusual y muy impactante. Sin embargo, me llama la atención que cuando Jesús llega a salvarlos, ellos no están emocionados, sino aterrorizados y gritando de miedo. A veces la ayuda nos llega también a nosotros de formas muy inusuales; ¿estamos dispuestos a aceptarla?

Jesús debe haber escuchado sus gritos y su respuesta inmediata fue: “¡Anímense! Soy yo. No tengan miedo". Me pregunto si fue el clamor de los discípulos, lo que dio a Jesús la oportunidad de ofrecerles consuelo. En el evangelio de Marcos, de hecho, dice que Jesús estaba a punto de pasar junto a ellos (Marcos 6:48), cuando los discípulos gritaron. Es conveniente que nos preguntemos, ¿recordamos llorar u orar cuando nos sentimos azotados por los vientos y las olas de la vida? ¿O cuando nos sentimos impotentes? Este clamor parece ser importante para que Jesús se acerque y ayude.

En resumen, hay momentos en nuestras vidas en los que parece que el Señor nos ha puesto una tarea injustamente difícil. Es cuando debemos recordar que todos viviremos situaciones difíciles y, como los discípulos en la barca, tenemos que mantenernos unidos y seguir adelante. Necesitamos clamar al buen Dios, para que él tenga la oportunidad de animarnos; y tenemos que estar abiertos a recibir su ayuda del modo que él elija, no como nosotros elegimos o esperamos.

Por supuesto, la historia continúa: Pedro sale de la barca, camina un poco sobre el agua y vuelve a perder el ánimo, pero esa es una historia para otro momento. Para terminar, me gustaría ir al fin del relato: “Cuando subieron a la barca, se calmó el viento. Y los que estaban en la barca lo adoraron diciendo: ‘Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios’” (Mateo 14:32-33). Al final, Jesús calmó la tormenta y los discípulos lo adoraron. ¡Qué gran lección para nosotros en estos días difíciles!

Comments

¿Qué es el blog "Voces"?

Voces es un blog escrito por los miembros del Bruderhof. Trata temas que son importantes para nosotros, y para ti.

¿Qué es el Bruderhof? Somos una iglesia cristiana con comunidades en varias partes del mundo. Nuestro objetivo es amar a nuestro prójimo y compartir todo, para que la paz y la justicia se hagan realidad.

Descubrir más sobre el Bruderhof

Manténte al corriente

Suscríbete para recibir noticias del Bruderhof

Recommended Readings

  • Seguir a Jesús

    Por qué me uní a la comunidad Bruderhof

    viernes, 18 de septiembre de 2020 by

    Leer más
  • Seguir a Jesús

    Que no caiga la fe

    viernes, 31 de julio de 2020 by

    Leer más
  • Seguir a Jesús

    De acuerdo al amor

    lunes, 01 de junio de 2020 by

    Leer más
View All

Quizá podría gustarte

View All Articles
View All Articles