Seguir a Jesús

Liberación gracias a la Pascua

jueves, 01 de abril de 2021 por

Jesus Dies On The Cross. Stations of the Cross in the Old Mount Saint Alphonsus Chapel.
Jesús muere en la cruz. Del Vía Crucis en la capilla del pasado seminario Mount Saint Alphonsus, Esopus, Nueva York, EE. UU.

Jesús eligió rendirse a la voluntad de su Padre, y por la culpabilidad de la humanidad, sufrió y murió en la cruz, algo que optó en libertad de sumisión: “Padre, si quieres, líbrame de este trago amargo; pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya” (Lucas 22:42).

El sacrificio de Jesús es la acción central de la conciencia cristiana; sangre de Cristo, cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Su muerte es un ejemplo majestuoso de genuina y libre voluntad, idea que se respeta sobre todo en la cultura y sociedades occidentales. La libertad es el centro de todas las luchas e ideologías humanas, y eso está bien, pero debemos reconocer que el único y verdaderamente libre es Dios. Todos nosotros compartimos con el Creador la voluntad de ser libres, mejor dicho, la acogemos de nuestro Creador, ya que él nos hizo a su imagen. De ahí que la libertad sea un anhelo universal, un derecho natural del humano. Otro aspecto de nuestro Creador es su verdad, la cual nos libera, aspecto que compartimos naturalmente: “y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” (Juan 8:32).

¿Por qué entonces luchamos por la verdad y por conceder unos a otros la libertad: libertad de conciencia, de pensamiento, de expresión, de creencias y de vida? Es porque la real y genuina verdad nos da miedo. Le tenemos miedo a la muerte, a la sumisión a Dios, a confiar y creer. También tenemos miedo de enfrentar nuestros propios fracasos y debilidades. Pero no debería ser así. ¡La libertad, específicamente la liberación de la muerte y el pecado, es la totalidad del mensaje de Pascua! “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí” (Juan 14: 6).

La muerte de Jesús es un ejemplo majestuoso de genuina y libre voluntad.La libertad y verdad están intrínsecamente ligadas a la vida: a la vida eterna. La elección libre de Jesús de morir por nosotros no tendría sentido si Dios no lo hubiera resucitado de entre los muertos. La resurrección es la supremacía de la libertad y la verdad de Dios; la resurrección es la materialización del perdón, restauración y renovación. “Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá aun después de haber muerto. Todo el que vive en mí y cree en mí jamás morirá…” (Juan 11: 25-26).

La esperanza ilimitada nace de libertad, verdad y vida. Esperanza que es para vivos y muertos, para el presente instante, y el futuro. Llevar a efecto esta esperanza depende de nuestra libre voluntad. Somos libres de elegir esta fuerza, verdad y vida. Actuemos con libertad. ¡Vive la Pascua, elige a Jesús!


Traducción de Carlos R. Gonzalez Ramírez

Comments

¿Qué es el blog "Voces"?

Voces es un blog escrito por los miembros del Bruderhof. Trata temas que son importantes para nosotros, y para ti.

¿Qué es el Bruderhof? Somos una iglesia cristiana con comunidades en varias partes del mundo. Nuestro objetivo es amar a nuestro prójimo y compartir todo, para que la paz y la justicia se hagan realidad.

Descubrir más sobre el Bruderhof

Manténte al corriente

Suscríbete para recibir noticias del Bruderhof

Recommended Readings

  • Seguir a Jesús

    Liberación gracias a la Pascua

    jueves, 01 de abril de 2021 by

    Leer más
  • Seguir a Jesús

    Un hippie se encuentra con la cruz de Jesús

    jueves, 18 de marzo de 2021 by

    Leer más
  • Seguir a Jesús

    Cuarentena

    jueves, 25 de febrero de 2021 by

    Leer más
View All

Quizá podría gustarte

View All Articles
View All Articles