Articles

Vida en comunidad

Un espíritu libre y aventurero

Una vida en imágenes

jueves, 27 de enero de 2022 por

En las comunidades Bruderhof, todos compartimos la responsabilidad del cuidado de los ancianos, y esto es algo que nos bendice profundamente de muy diversas maneras. Hace algunos años me pidieron que cuidara a la Oma (abuela, en alemán) Gertrud en la tarde, y aquel fue prácticamente su último año de vida. Había nacido en Alemania, en 1920, y con sus 93 años, Gertrud era uno de nuestros últimos nexos directos con los comienzos del Bruderhof. Me gustaría mostrarles algunas de sus pinturas y también un par de fotografías, intercaladas con un breve repaso de su vida.

Desde niña, a Gertrud le encantaba dibujar y pintar, y así lo demuestran las hermosas páginas que llenó con sus dibujos. Nunca recibió educación artística formal, pero sus trabajos reflejan una aguda observación de la naturaleza. 

globeflowersCalderones (Trollius europaeus)

Gertrud llegó a la novel comunidad de Sannerz con sus padres y su hermana menor, cuando estaba por cumplir cuatro años. Después de haber vivido la Primera Guerra Mundial, en la que el padre había peleado en las trincheras, sus padres buscaron una nueva forma de vida que fuera fiel al Jesús que ellos querían seguir. La familia de Gertrud fue la primera en unirse al pequeño grupo golpeado por la pobreza y una crisis que había derivado en el alejamiento de la mayoría de sus miembros. 

gertrudandfamilyGertrud y su familia

Eran pobres, pero muy alegres. Gertrud me contó que fueron a recibirlos a la estación del tren en una carreta tirada por caballos, decorada con ramas verdes, y junto a la carreta, iba toda la comunidad portando faroles y cantando. Seguramente el follaje decorativo causó una gran impresión en Gertrud; ¡ella amaba la primavera!    

spring flowersArce rojo y flores primaverales

A los noventa y tres años, Gertrud tenía la visión disminuida y ya no tenía fuerzas para ir a trabajar en la tarde, de modo que disfrutábamos quedándonos en casa. Durante los baños de pies diarios, le leía los relatos de las personas que habían vivido aquellos primeros años de la comunidad. Gertrud enriquecía las historias con sus propios recuerdos ya que la memoria de su infancia permanecía intacta. Las dos quedábamos absortas reviviendo aquellos tiempos hasta que el baño de pies se enfriaba y nos hacía volver al tiempo presente. 

Gertrud sentía un cariño especial por Eberhard Arnold, el fundador de la comunidad. Recordaba que él siempre tenía a los niños «en su corazón», confiaba en ellos y animaba a todos a tener la fe y la actitud anhelante de los niños para llegar a los habitantes de Sannerz y el Rhon.

windsweptlandscapeSe puede percibir su espíritu aventurero en sus paisajes delicados que son, a la vez, dramáticos.

En 1934, los nazis tenían planificado designar a una de sus maestras para el Bruderhof del Rhon. Antes de que esto se concretara, todos los niños en edad escolar fueron evacuados: primero a Suiza y luego, a la recién fundada comunidad de Alm, en los Alpes de Liechstenstein. 

Gertrud, con catorce años, fue convocada a trabajar. Se hizo cargo de su primer grupo y atendió a nueve niños de dos a cinco años ¡sin ayuda de nadie! Aceptó con mucho gusto esta gran responsabilidad porque le encantaba estar con los más pequeños y se desenvolvía muy bien con ellos.

gertrudwithkdgGertrud con los niños del kínder

(Con sus más de noventa años, a veces me costaba despertarla de la siesta porque estaba en un sueño profundo en el que seguía cuidando y protegiendo a sus niños). Años más tarde, estudió para maestra de preescolar.

childandbutterflyNiña y mariposa

En 1940, Gertrud se casó con Gerd Wegner, un amigo de la infancia y uno de los numerosos huérfanos acogidos por la comunidad.

gertrudGertrud en la comunidad Cotswold

La vida del matrimonio siguió el camino del Bruderhof durante la Segunda Guerra Mundial. Primero, la expulsión de Alemania, y luego, unos pocos años en Inglaterra hasta emigrar a la zona selvática de Paraguay donde permanecieron dieciséis años y vieron crecer su familia.

septemberSeptiembre

Finalmente, llegó un nuevo comienzo que los llenó de alegría, en los Estados Unidos. Conocí a Gertrud en los últimos años de su vida, cuando ella y Gerd vivían con su hija, Hannah, en Platte Clove. Allí falleció su amado Gerd, y Gertrud lo sobrevivió nueve años.  

Apenas entré a la casa de Gertrud, de inmediato me di cuenta de que era una persona muy querida. Siempre había flores sobre la mesa, junto a su cama y en otros rincones de la casa. En primavera, los ramilletes distribuidos por la casa le permitían disfrutar del color y aroma de las vincas, prímulas y violetas que ya no podía ver claramente al aire libre.

flowersVincas, prímulas, violetas y margaritas

Con Gertrud pude revivir los comienzos de la comunidad y la vida de las personas que ayudaron a forjarla. Siento enorme gratitud por aquellos valientes luchadores que, aun en la adversidad, se mantuvieron firmes en la visión haciendo posible que hoy esta comunidad de vida esté abierta a cualquier persona que escucha el llamado a seguir este camino.

dandelionsNinguna flor era tan insignificante que no merecía un retrato. Guardaba un amor especial para los dientes de león, una “flor de los niños”


Traducción de Nora Redaelli. Comments

¿Qué es el blog "Voces"?

Voces es un blog escrito por los miembros del Bruderhof. Trata temas que son importantes para nosotros, y para ti.

¿Qué es el Bruderhof? Somos una iglesia cristiana con comunidades en varias partes del mundo. Nuestro objetivo es amar a nuestro prójimo y compartir todo, para que la paz y la justicia se hagan realidad.

Descubrir más sobre el Bruderhof

Recommended Readings

  • Vida en comunidad

    Ora et Labora

    viernes, 29 de abril de 2022 por Coretta Thomson

    Leer más
  • Vida en comunidad

    El maestro que nunca habló

    jueves, 24 de marzo de 2022 por Maureen Swinger

    Leer más
  • Vida en comunidad

    ¿Puedo traer mi mascota a una comunidad Bruderhof?

    viernes, 04 de marzo de 2022 por Esther Keiderling

    Leer más
View All

Quizá podría gustarte

View All Articles
View All Articles