Bautismo en el Bruderhof

El bautismo en agua simboliza morir, renacer y resucitarse con Cristo para una vida nueva de rectitud. A través del bautismo, los pecados se lavan y la persona se llena con el Espíritu Santo. Para los miembros del Bruderhof, el bautismo es una declaración individual de fe y es el paso más importante que uno puede tomar como cristiano. El Bautismo constituye la renovación personal completa. Involucra el arrepentimiento, la búsqueda del perdón de los pecados y el compromiso de seguir a Cristo durante toda la vida. Como tal, es una decisión de adulto.

Entre los nacidos en el Bruderhof, una solicitud para el bautismo ocurre típicamente en la edad adulta joven, pero puede suceder en cualquier etapa de la vida para cualquiera. Es necesario haber sido bautizado para convertirse en un miembro del Bruderhof, pero también apoyamos y ofrecemos el bautismo para los cristianos en la búsqueda espiritual, que no están planificando convertirse en miembros. Todos los candidatos al bautismo emprenden un periodo de estudio y de preparación en la oración, reuniéndose con pastores y otros miembros para examinar tal compromiso. 

An image of newly baptized young adults at the Bruderhof