Las familias en el Bruderhof

Las familias de madre, padre e hijos son las unidades básicas de la comunidad Bruderhof, y a cada familia se le otorga su propio espacio personal y su privacidad para desarrollar relaciones fuertes. Los padres son los principales responsables de criar a sus hijos, aunque ofrecemos muchos recursos de apoyo, tales como el cuidado de bebés, las guarderías y las escuelas. Los hogares monoparentales reciben apoyo particular de manera que sus hijos crezcan con modelos a seguir, tanto masculinos como femeninos. Las familias extendidas pueden ser realmente grandes, con los hijos adultos ya casados que viven entre las diferentes comunidades con sus propias familias. Cuando los padres envejecen, sus hijos (y sus nietos) a menudo vuelven a vivir juntos con ellos para que ayuden a cuidarlos. Algunas personas que han crecido en el Bruderhof deciden como adultos que esta vida no es su llamado; aún disfrutamos las relaciones cercanas y las visitas con esos miembros de la familia.

a Bruderhof family: parents, four children, and a grandfather

El matrimonio

El matrimonio es central para la vida familiar -  una creación de Dios y un sacramento que precede y transciende la autoridad del estado. Cristo declaró que el matrimonio es la unión de toda la vida de un hombre y una mujer y él tenía la intención de que fuera una unión alegre para la concepción y crianza de los hijos.

Además de hacer votos de pobreza, los miembros de Bruderhof también hacen votos de castidad, los cuales requieren  la abstinencia antes del matrimonio y fuera de él. Nos regocijamos cuando un hombre y una mujer son guiados por Dios al amor verdadero. Los votos de matrimonio se hacen públicamente delante de una asamblea plena de los miembros  como testigos, y el matrimonio es confirmado por la iglesia a través de la imposición de manos.

Les tenemos reverencia a los miembros que se quedan solteros por elección o por circunstancia. En su vida de castidad, dan testimonio del llamado de Jesús a la pureza y a la sencillez de corazón. Una persona soltera que no vive cerca de su familia es acogida en otra familia Bruderhof para compartir las comidas, las actividades y el apoyo mutuo.

three generations of a Bruderhof family

Los niños

Los niños son el corazón de nuestra comunidad-iglesia, y creemos que ellos son la fundación para cualquier sociedad saludable. El Bruderhof ve a los niños como un ejemplo para los adultos sobre cómo ser y cómo actuar en el mundo. Los niños requieren de honestidad y justicia, demuestran sencillez, perdonan rápidamente, aman fácilmente y miran al mundo con ojos nuevos de inocencia y asombro. Jesús nos exhorta que nos convirtamos en niños para entrar al reino de los cielos.

Muchas sociedades devalúan a los niños o los sobrecargan con mucho estrés. El Bruderhof les da prioridad a los niños, y al hacer eso, tratamos de asegurar que los niños puedan vivir como tal. Alentamos el juego, las decisiones morales y éticas, una conciencia del mundo más amplio y el desarrollo natural de los dones de un individuo