Mundo

Trabajar por la paz en tiempos de guerra

Una respuesta a la guerra en Ucrania

miércoles, 20 de abril de 2022 por

Son Make the World Better Place 1988  IvanValentyn Zadorozhny  WikiArt

«¿Por qué se sublevan las naciones, y en vano conspiran los pueblos?» se preguntaba el salmista hace tres mil años (Sal 2:1). En términos actuales: ¿Por qué la Rusia de Vladimir Putin invadió Ucrania desplegando una acción bélica que Europa no veía desde hace setenta y siete años? ¿Cuál debería ser la respuesta: acciones militares, sanciones, enjuiciamiento por crímenes de guerra?

No son estas preguntas que yo pueda responder. Las respuestas que da un pastor cristiano deben guiar a los hombres y mujeres hacia Cristo y exhortarlos a formar parte de aquellos «que trabajan por la paz», de quienes dijo Jesús en el Sermón del monte: «serán llamados hijos de Dios» (Mt 5:9).

Es ahora urgente que nos aboquemos a la tarea de ser constructores de la paz, de transformar una realidad de guerra en una realidad de paz.

Los que trabajan por la paz dirán siempre la verdad y no temerán denunciar al mal con valentía. El ataque de Rusia a una nación soberana, en especial, sus acciones contra civiles, merece una rotunda condena, y debemos apoyar al pueblo ucraniano no permitiendo que a esta invasión se la llame con un nombre distinto de lo que es.

Sin embargo, para construir la paz, no bastan las palabras. La paz va mucho más allá de exhibir determinada postura ética en las redes; es una realidad que debemos construir día a día con actos de amor.

Muchas personas se han sentido inspiradas por el espíritu inquebrantable de la resistencia ucraniana y el llamado del presidente Zelensky a partidarios en el exterior a unirse a la Brigada Internacional de Ucrania para pelear contra el ejército ruso. También nosotros, como cristianos, sentimos el llamado a poner en riesgo nuestra vida para salvar la de otros; «dar la vida por los amigos» como enseñó Jesús.

Pero, ¿cómo canalizar este impulso? ¿Qué acciones deberíamos emprender? Pertenezco a una iglesia históricamente pacifista, comprometida desde hace más de cien años con la no violencia cristiana. Estamos dispuestos a dar nuestra vida para proteger a quienes están en peligro, pero no creemos que esto nos habilite a matar; nosotros no debemos tomar las armas.

De acuerdo con las enseñanzas de Jesús, las acciones por la paz nacen del amor. El amor de Jesús es incondicional. Él nos ha encomendado obrar con amor y compasión, en primer lugar, hacia los pobres, los desvalidos y los débiles, pero también nos pide actuar de igual manera con nuestros enemigos. Esta es la parte más difícil y, posiblemente, la más importante de trabajar por la paz.

Nuestro accionar puede consistir en brindar ayuda humanitaria a las víctimas de esta guerra, acoger a los refugiados y apoyar a organizaciones internacionales como Save the Children y Samaritan’s Purse cuyo trabajo en estas situaciones es admirable. Como ciudadanos, podemos reclamar una desescalada bélica, especialmente a la luz de una posible guerra nuclear que transformaría al mundo en un desierto.

La acción más poderosa en procura de la paz es la oración. ¡Oremos por la paz! Unamos nuestra voz a la del pueblo de Dios en Ucrania, en los estados miembros de la OTAN, en Rusia y en todo el mundo y roguémosle a Dios que ponga fin al horror de esta guerra.

No pretendemos no tener enemigos, pero conocemos lo que Jesús nos pidió que hiciéramos por nuestros enemigos: amarlos y orar por ellos. Debemos orar pidiendo que la paz del reino de Dios se manifieste en la tierra como en el cielo; debemos creer en el poder de esa oración.

Mi bisabuelo, el teólogo alemán Eberhard Arnold, llegó al pacifismo después de vivir la experiencia de la Primera Guerra Mundial y, años más tarde, el belicismo del Tercer Reich previo a la Segunda Guerra Mundial (falleció en 1935). Fundó la comunidad Bruderhof guiado por la visión de vivir una vida de paz y justicia basada en el modo de vida que Jesús enseñó en el Sermón del monte. Eberhard Arnold escribió lo siguiente acerca del poder de la oración como factor de influencia en la política internacional.

Si nuestra oración es auténtica, si verdaderamente buscamos solo el reino de Dios, entonces, nos interesaremos por todas las regiones del mundo. Le pediremos a Dios que intervenga en la historia de las naciones, de las clases y categorías sociales, la historia que ha llevado a la injusticia a su máxima expresión. Le rogaremos que su juicio se manifieste y que su paz y su justicia irrumpan como la claridad del amanecer. Esta debería ser nuestra oración y la de la iglesia. Oremos a Dios con la absoluta confianza de que las palabras de Jesús son ciertas y verdaderas: «el reino de los cielos está cerca».

The Prayer God Answers (La oración que Dios responde), Eberhard Arnold

Con humildad debemos reconocer que no llegamos a comprender plenamente la paz verdadera. A veces, la paz de Dios llega a través, o a pesar de, la violencia y el sufrimiento. Jesús debió padecer la violencia de la cruz para darnos la seguridad del perdón y la paz eterna.

En el capítulo veinticuatro del Evangelio de Mateo, Jesús nos advierte: «Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin». Jesús, el Príncipe de paz, es el verdadero hacedor de la paz. Él dijo: «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden» (Jn 14:27).

Sin temor y confiados en las palabras de Jesús, trabajemos por la paz defendiendo la verdad y la justicia y haciendo de los actos de amor y perdón nuestra práctica cotidiana. Oremos pidiéndole a Dios que su paz llegue a todos los pueblos y naciones mediante la venida de su reino.


Traducción de Nora Redaelli

Comments

¿Qué es el blog "Voces"?

Voces es un blog escrito por los miembros del Bruderhof. Trata temas que son importantes para nosotros, y para ti.

¿Qué es el Bruderhof? Somos una iglesia cristiana con comunidades en varias partes del mundo. Nuestro objetivo es amar a nuestro prójimo y compartir todo, para que la paz y la justicia se hagan realidad.

Descubrir más sobre el Bruderhof

Recommended Readings

  • Mundo

    Una vida como respuesta a la guerra

    viernes, 18 de marzo de 2022 por Scott Button

    Leer más
  • Mundo

    Regreso a Viena

    viernes, 03 de diciembre de 2021 por Norann Voll

    Leer más
  • Mundo

    Apicultura urbana

    viernes, 17 de septiembre de 2021 por Tim Maendel

    Leer más
View All

Quizá podría gustarte

View All Articles
View All Articles